:::: MENU ::::

24 de septiembre de 2016

  • 24.9.16
El homenaje póstumo a Antonio Carpio Quintero que promovió anoche la Agrupación Local de Izquierda Unida congregó en el Salón Municipal San Juan de Dios a decenas de personas que, de este modo, quisieron recordar la faceta política y personal de quien fuera alcalde de Montilla entre los años 1995 y 2007.





El acto, que se suma al que celebró la Corporación Municipal hace apenas tres meses en la Casa de la Cultura, ofreció un emotivo recorrido por las diferentes etapas de la vida de Antonio Carpio Quintero, de la mano de aquellos que le acompañaron en cada momento y en presencia de su viuda, Soledad Pérez, y de su hijo Lucas.

"Es un homenaje a su faceta personal y política, porque es imposible discernir ambas facetas en una persona que se entregó totalmente a su labor de alcalde, siempre con unos ideales muy claros", señaló la coordinadora local de IU, Conchi Espejo, quien destacó que el de ayer fue un tributo "merecido" a una persona que siempre "huyó de las grandilocuencias" pero que "engrandecía todo aquello que tocaba".

Su amigo de la infancia, Enrique Romero, fue el encargado de recuperar la etapa más personal de  Antonio Carpio, poco después de llegar a Montilla desde el vecino municipio de Castro del Río. "Ya entonces era una persona coherente con sus ideales, algo que mantuvo en su militancia como católico en todos sus actos y, posteriormente, en su evolución hasta su papel político", recordaba su amigo, quien destacó su voluntad de entrega a la sociedad. Una inquietud vital que le llevó, como recordó Pablo Alcázar López, a fundar durante la Transición un comité local del Partido Comunista de España (PCE) en Montilla.

El homenaje, en el que estuvo presente el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, también contó con la participación del escritor granadino Felipe Alcaraz, ex secretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA), quien dio paso al audiovisual Un paseo por la memoria de Antonio Carpio Quintero, un recorrido "por los avatares y alegrías de su vida".

Asimismo, quien fuera portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida entre 1995 y 2007,  Francisco Hidalgo Salido, recordó la figura política de Carpio al frente del Ayuntamiento. Una actuación del cuarteto de clarinetes de la Banda Pascual Marquina, junto a una lectura de poemas a cargo de Tenti Serrano y Carmen Salamanca cerraron este homenaje al recientemente nombrado Hijo Adoptivo de Montilla.

Alcalde durante tres mandatos

Nacido en Castro del Río el 15 de julio de 1946, la primera incursión de Antonio Carpio en la política se remonta a 1969, año en que ingresó en el Partido Comunista de España (PCE) procedente del Movimiento de Acción Católica. Diez años más tarde, en 1979, fue elegido concejal de Cultura del Ayuntamiento de Montilla, en las primeras elecciones democráticas que se celebraron en España después de la Dictadura del general Franco, formando parte de la candidatura que encabezaba José Luque Naranjo.

No obstante, Antonio Carpio se vio obligado a renunciar a su acta de concejal apenas cumplido el segundo año de mandato, tras haber aprobado unas oposiciones en Correos y Telégrafos que le obligaron a fijar su residencia en Madrid. Durante su estancia en la capital de España, se licenció en Derecho y, posteriormente, consiguió su plaza como técnico de Gestión del Instituto Nacional de Empleo (INEM), adscrito al Ministerio de Trabajo.





Tras su primera experiencia como edil en el Ayuntamiento de Montilla, en junio de 1995 accedió a la Alcadía en representación de IU, al conseguir diez de los 21 concejales de la Corporación, a sólo 20 votos de la mayoría absoluta, que lograría cuatro años más tarde, cuando la coalición de izquierdas obtuvo 14 de los 21 ediles con los que cuenta el Plenario montillano.

Antonio Carpio revalidó un tercer mandato en el año 2003 y decidió no concurrir a las elecciones municipales del año 2007, tras doce años al frente del Gobierno local. Tras recibir la Medalla de Oro Honorífica de la Mancomunidad de Municipios Campiña Sur, entidad en cuya creación colaboró activamente, Antonio Carpio se reincorporó a su trabajo como técnico de Gestión del INEM y se retiró de la primera línea política, aunque mantuvo intacto su compromiso con la Agrupación Local de IU, a cuyos actos públicos y asambleas acudía asiduamente.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos