:::: MENU ::::

11 de agosto de 2016

  • 11.8.16
Fieles a su cita anual, la noche próxima tendremos ocasión de disfrutar de un espectáculo de pirotecnia celeste: la lluvia de las estrellas conocida como "las Perseidas". El nombre de los enjambres de meteoros indica la constelación en la que se encuentra el radiante, es decir, el punto del cielo desde el que parecen proceder los meteoros. La lluvia de agosto tiene el radiante en la constelación de Perseo.



Las Perseidas son visibles desde finales de julio hasta finales de agosto, aunque es en la noche del 12 al 13 de agosto cuando la lluvia alcanza su máximo y la tasa horaria cenital, es decir, el número de meteoros visibles cada hora, es mayor.

Estos meteoros no son otra cosa que polvo del cometa Swift-Tuttle descubierto independientemente por Lewis Swift y por Horace Parnell Tuttle en 1862. Cada mes de agosto, nuestro planeta atraviesa una zona del espacio llena de partículas cometarias que son atraídas y que se desintegran al entrar en la atmósfera a gran velocidad –más de 200.000 kilómetros por hora–, creando un vistoso fenómeno luminoso.

Aunque las estrellas fugaces más brillantes son visibles desde la ciudad, es aconsejable desplazarse a una zona rural para disfrutar del espectáculo en toda su magnitud, pues desde el campo también son visibles los meteoros más tenues. Por tanto, verano, vacaciones y un espectáculo celeste gratuito... ¿Qué más se puede pedir?

PACO BELLIDO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos