:::: MENU ::::

13 de agosto de 2016

  • 13.8.16
Los Campamentos de Verano organizados por el Servicio Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Montilla pusieron ayer punto final a la edición de este año con una actividad solidaria a beneficio de la Fundación Social Universal (FSU). La venta de manualidades realizadas por los niños a lo largo de las últimas semanas ha permitido recaudar 710 euros que la organización que preside José Ríos Márquez destinará a su red de escuelas rurales en Perú.





La iniciativa, enmarcada dentro de los objetivos de educación en valores con los que se dota cada año a estos campamentos municipales, sirvió asimismo como argumento para dar a conocer entre los más pequeños la situación de la infancia en otras partes del mundo.

"Los campamentos han estado dedicados al Año del Inca, que ha servido de argumento para acercar a los más pequeños a Perú y dar a conocer los lazos que existen con este país, por eso se ha querido hacer esta actividad solidaria con la Fundación Social Universal que, además, ha aportado varios voluntarios a los campamentos de este año", destacó Juan Carlos Repiso, coordinador de la actividad.

El importe recaudado, como señaló Juan Manuel Márquez, coordinador de la FSU, estará destinado a la red de escuelas rurales que la oenegé montillana puso en marcha en la sierra andina de Cusco hace ocho años con el objetivo de desarrollar las capacidades pedagógicas de los docentes, favorecer la participación de los padres en la educaciíon en valiores, y favorecer la igualdad de acceso a la educación.

"Estamos muy agradecidos por este apoyo y también por permitir la participación de nuestros voluntarios en los campamentos para su aprendizaje, pero también en la adquisición de valores entre los más pequeños al conocer otras realidades", destacó Márquez.

Demanda en aumento

Frente a las 360 plazas del pasado año, los Campamentos de Verano han contado en esta edición con un total de 407 participantes. Pese a este incremento de la oferta, el Ayuntamiento de Montilla no ha conseguido dar respuesta a la creciente demanda que existe de esta actividad. Por ello, el teniente de alcalde del Área de Bienestar Social, Francisco Lucena, mostró su compromiso de seguir ampliando el número de plazas de una actividad que, además de ser un espacio de ocio y aprendizaje en valores, "es una herramienta de conciliación familiar muy importante".

"A pesar del esfuerzo presupuestario y organizativo para ampliar el número de plazas, este año 73 niños se han quedado en lista de espera, por eso seguiremos trabajando en ampliarlo en el futuro", puntualizó Lucena, quien destacó que este año se han destinado casi 30.000 euros al desarrollo de este programa.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos