:::: MENU ::::

26 de agosto de 2016

  • 26.8.16
La próxima edición de la Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles rendirá tributo al Inca Garcilaso de la Vega, coincidiendo con la conmemoración del cuarto centenario de su fallecimiento. De este modo, junto a la designación del escritor peruano Fernando Iwasaki como pregonero de esta fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, destaca en esta sexuagésimo primera edición el nombramiento de la Ruta Quetzal como capataz de honor de los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.



"Montilla debe seguir profundizando en dos de sus recursos diferenciadores, el vino y la cultura", defendió el alcalde de la ciudad, Rafael Llamas, durante la presentación del programa de actos de la fiesta, que tuvo lugar en la vivienda en la que residió durante treinta años el autor de Los Comentarios Reales. En ese sentido, el primer edil montillano se mostró convencido del "gran potencial económico" que representan estos dos elementos que "no solo generan reconocimiento exterior" sino que, a su juicio, también favorecen la generación de empleo.

El primer edil montillano fue el encargado de presentar el cartel de la fiesta, junto a la concejala de Festejos, Lola Casado, y a los representantes de los otros dos colectivos organizadores: el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles –con su gerente, Enrique Garrido, a la cabeza– y la Hermandad del Señor en la Santa Cena, María Santísima de la Estrella y Nuestra Señora de las Viñas –representada por su hermana mayor, Valle Ríos–.

Aunque el grueso de las actividades se desarrollará entre el 2 y el 5 de septiembre próximos, los actos de la Fiesta de la Vendimia comenzaron el fin de semana pasado con la elección de la Vendimiadora Mayor, un honor que este año ha recaído en la joven montillana Marina Sierra Rodríguez, que estará acompañada por su corte de damas, formada por Natalia Marqués Gálvez, Rocío González Millán, Lidia Duque Muñoz, Nuria Alférez Sánchez, Nerea García Rambla y Cristina Castro Serrano, todas ellas en representación de colectivos vecinales y culturales del municipio.



Tras la celebración mañana de la cuadragésimo segunda edición de la Cata Flamenca –considerada uno de los mejores festivales que existen a nivel nacional y que, este año, reunirá a artistas de la talla de María Toledo, Farruquito o Antonio Mejías– la primera cita oficial en el marco de estas fiestas tendrá lugar el viernes 2 de septiembre, a partir de las 22.30 de la noche, con el pregón del historiador y escritor peruano Fernando Iwasaki, columnista del diario ABC y director de la Fundación Cristina Heeren de Arte Flamenco.

Nacido en Lima en 1961, el pregonero de la Fiesta de la Vendimia 2016 mantiene estrechos vínculos afectivos con Montilla, donde conserva grandes amigos, entre los que destacan el bibliófilo Manuel Ruiz Luque, el director de la Casa de las Aguas, José Antonio Cerezo, o el cronista oficial de la ciudad, José Rey. Además, en 1996 fue el encargado de la edición de las Jornadas contadas a Montilla y, cuatro años más tarde, dedicó un libro al proceso diocesano de San Francisco Solano, editado por Bibliofilia Montillana.

Un día después tendrá lugar el nombramiento de la Ruta Quetzal como Capataz de Honor de la Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles. "Los vinos de Montilla-Moriles forjan lazos de amistad igual que lo hace la Ruta Quetzal, por eso queremos reconocer con este nombramiento a este viaje iniciático que ha inoculado el amor por el Nuevo Continente a más de diez mil jóvenes de sesenta nacionalidades, auténticos embajadores de la interculturalidad y del mestizaje", defendió el alcalde.

De este modo, este programa auspiciado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, que combina la educación en valores, con el intercambio cultural, la formación en emprendimiento social y la aventura, se erigirá a lo largo de todo un año en defensor de los vinos de la zona Montilla-Moriles, a partir del acto que tendrá lugar el próximo sábado 3 de septiembre en el mismo castillo donde los expedicionarios pernoctaron el pasado 22 de julio tras su intensa visita a la ciudad.



Por último, la tradicional pisa de la uva y la ofrenda del mosto a la Virgen de las Viñas tendrá lugar el domingo 4 de septiembre en la remozada Plaza de La Merced que, un día más tarde, acogerá también el concurso de destreza en el oficio organizado por el Consejo Regulador de la DOP Montilla-Moriles y cuya inscripción ya se encuentra abierta en su sede de Envidarte.

El programa de actos de la LXI Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles, que puede consultarse pulsando sobre este enlace, se extenderá hasta finales de septiembre, con actividades tan significativas como la Fiesta del Vino y la Tapa, el Acuatlón "Ciudad de Montilla", la Jornada de Puertas Abiertas en Bodegas y Lagares o las Noches de Vendimia en la Plaza de La Rosa, promovidas por el Restaurante Los Arcos, la Taberna La Temporá, la Taberna de Los Barriles y Tentempié.

Una fiesta declarada De Interés Turístico

La Fiesta de la Vendimia está declarada de Interés Turístico Nacional y tiene su origen en la Feria Real de Belén, concedida en virtud de una instancia dirigida al Consejo Real por Fermín Antonio Lumbreras en nombre de Francisco Rioboó y del procurador general montillano José Matías de Luque.

En 1816, el Rey Fernando VII autorizó la celebración de la feria durante los tres primeros días de septiembre. "Se trata de una de las fiestas de la vendimia más antiguas de España", destacó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, durante el acto de elección de la Vendimiadora Mayor y de su corte de damas.

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos