:::: MENU ::::

28 de agosto de 2016

  • 28.8.16
La oenegé montillana El Punto de Recogida (EPDR), que inició su actividad hace seis años con el objetivo de prestar atención a los colectivos más necesitados tanto del territorio nacional como en distintos países de África, ha hecho llegar a Italia, a través de Iberia Mano a Mano, los tres primeros perros de rescate llegados desde España para ayudar en la búsqueda de personas tras el terremoto registrado el pasado miércoles en los Apeninos.



Juan Lacueva, coordinador de EPDR, junto a Rafael Porras y Cristóbal Rodríguez, bomberos guías de la Unidad Canina de Rescate del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, viajaron junto a sus perras Blaky, Mara y Lula –todas ellas de raza pastor belga malinois– hasta las localidades de Accumoli y Amatrice, devastadas por el temblor de tierra junto a otra decena de pueblos de las regiones de Lazio, Las Marcas y Umbría, para colaborar en las labores de rastreo en la zona cero del terremoto.

"No puedes creer lo que estamos viendo. Ha sido bastante desolador. Uno de los pueblos estaba derruido por completo", explicaba el bombero Cristóbal Rodríguez, en declaraciones a la Cadena SER, a la vez que hacía hincapié en las “grandes dosis de solidaridad” que esta tragedia ha despertado en muchos puntos de Europa.

La expedición impulsada por la oenegé montillana EPDR centró sus esfuerzos en Accumoli, un municipio de 635 habitantes situado en la provincia de Rieti. Para ello se valió de la experiencia de la Unidad Canina de Rescate del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, que fue creada en 2012 y está dirigida por el guía canino y bombero Rafael Porras, que cuenta con cinco perros entrenados para la búsqueda de personas.



Un colectivo montillano que derrocha solidaridad

El Punto de Recogida (EPDR) es una organización no gubernamental “de ámbito estatal, privada, aconfesional y sin ánimo de lucro que trabaja para promover el pleno desarrollo de los derechos sociales y civiles de los colectivos más vulnerables y desprotegidos en España y los países que lo necesiten”.

Fundada en Montilla en marzo de 2010, actualmente cuenta con unos 200 socios, más de medio centenar de voluntarios y una treintena de cooperantes, distribuidos por todo el territorio nacional y por el norte de África. Su oficina central se sitúa en la calle Santa Ana de Montilla, disponiendo además de una nave industrial en la que se clasifica una parte importante de la ropa que donan los vecinos de la localidad.

El colectivo, que cuenta con otra nave de clasificado de ropa en la localidad sevillana de La Rinconada y otra nave en Tabaza (Asturias), dispone también de diez furgonetas y de un camión repartidos por todas las provincias donde recoge ropa usada.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: EL PUNTO DE RECOGIDA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos