:::: MENU ::::

26 de agosto de 2016

  • 26.8.16
La Diputación de Córdoba, a través del Instituto Provincial de Bienestar Social, y la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía han firmado un acuerdo de colaboración, valorado en 2.061.518 euros, para el mantenimiento de los Centros de Atención a las Drogodependencias de la provincia y el desarrollo de actuaciones de prevención e incorporación social en materia de drogodependencias y adicciones.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Este acuerdo ha sido suscrito por el presidente de la institución provincial y del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), Antonio Ruiz, y la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez. Junto a ellos han estado la vicepresidenta primera de la Diputación y vicepresidenta del IPBS, Felisa Cañete, y la delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Rafi Crespín.

El máximo representante de la Diputación ha destacado que “como refleja el III Plan de Drogas y Adicciones una de las cuestiones más importantes es la normalización, la cercanía, la descentralización, poder prestarles todos los servicios que necesitan lo más cerca posible de su hogar y el entorno social y familiar; por eso esta colaboración redunda en beneficio de las 1.854 personas que a través de la Red de Centro de Salud de la provincia reciben tratamiento”.

Ruiz ha explicado que el coste de las actuaciones a las que se refiere el convenio asciende a 2.061 518,83 euros, de los cuales la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales aporta 1.118.215 euros (el 54,24 %), el Instituto Provincial de Bienestar Social 708.321 euros (el 34,36 %) y la Diputación de Córdoba la cantidad de 234.982 euros (11,40 %).

Por su parte, la consejera de Políticas Sociales ha insistido en que “con este convenio se pretende garantizar el desarrollo de los servicios asistenciales y de reinserción social de drogodependientes y el mantenimiento de los Centros Comarcales de Drogodependencias situados en la provincia”.

Ruiz, que ha recordado que el acuerdo se firma con todas las diputaciones provinciales y los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, ha señalado que “estamos hablando de más de 38.000 personas las atendidas por estos servicios en nuestra comunidad autónoma con una inversión de más de 20,5 millones de euros, de los que el 50% los aporta la comunidad”.

“Es una inversión importante para acercar a la ciudadanía, sobre todo a los que tienen problemas con la droga y otras adicciones, estos servicios, tanto cuando se trata de sustancias tradicionales como del juego patológico, sustancias psicoactivas o adicción al juego por intenet”, ha insistido.

En virtud del convenio el Instituto Provincial de Bienestar Social se encargará de la gestión de los recursos conforme al III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones y de realizar las actividades objeto del convenio. Igualmente, se ocupará de la coordinación de los programas que se desarrollen en el ámbito provincial.

La Consejería, por su parte, aprobará los Planes Anuales Provinciales de prestación de servicios consultando previamente a la Diputación, desarrollará programas de formación interna y coordinará todos los programas que, a nivel municipal y provincial y con carácter de experiencia piloto, se lleven a cabo en los municipios.

Datos provinciales en materia de adicciones y drogodependencias

En la provincia hay 1.854 personas en tratamiento, principalmente por sustancias psicoactivas (770 personas) y alcohol (748 personas). De la lectura de los datos provinciales se desprende un predominio de la readmisiones de hombres (42,50%) motivada por el consumo de sustancias psicoactivas (41,53%) y de alcohol (40,35%).

El perfil medio de las personas admitidas a tratamiento es un varón de unos 40 años, consumidor de alcohol, en paro y con estudios primarios o inferiores. Casi el 34% convive con su familia de origen, acudiendo a tratamiento por iniciativa propia o derivados por el médico general de Atención Primaria. La prevención se realiza a través del programa ‘Ciudades ante las drogas’, en el que participan 58 ayuntamientos cordobeses.

El importe total de los ocho convenios provinciales supera los 20,5 millones de euros de los que la Junta de Andalucía aporta casi 8,9 millones. La consejera de Políticas Sociales ha recordado que “en Andalucía hay 38.809 personas que están siguiendo algún tratamiento por adicción, en especial a los opiáceos (14.827 personas) y al alcohol (9.465), seguido de los estimulantes (7.345 personas) y cannabis (4.360 personas).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos