:::: MENU ::::

27 de agosto de 2016

  • 27.8.16
Un total de 187 organizaciones en Andalucía disponen ya del distintivo de "zona cardioasegurada" que concede la Consejería de Salud, a través de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), a las instituciones que lo solicitan y cumplen una serie de requisitos. Y es que, como resaltan desde la propia entidad, "ante una parada cardiorrespiratoria, es fundamental la rapidez con que se inicie la maniobra de reanimación cardiopulmonar básica, por parte de las personas presentes, mientras llegan los servicios de emergencia".



En este sentido, para facilitar la actuación rápida ante situaciones de este tipo, en Andalucía se han instalado desfibriladores externos automatizados (DEA) en organismos públicos, espacios de ocio y grandes aglomeraciones de personas y empresas privadas, que permiten que, ante una parada cardiorrespiratoria, se puedan proporcionar unos primeros auxilios adecuados mientras acuden los servicios de emergencias.

Concretamente, la comunidad autónoma dispone de 1.514 desfibriladores externos automáticos que, por sus características y funcionamiento, pueden ser manejados por personas que no son profesionales sanitarios ante un caso de parada cardiorespiratoria.

Las instituciones que han conseguido ser 'zona cardioasegurada' son fundamentalmente instalaciones deportivas, edificios públicos, colegios e institutos de enseñanza secundaria, estaciones de trenes, hoteles, empresas o farmacias.

Por provincias, Málaga es la provincia con más organizaciones distinguidas como cardioseguras, con 48; seguida de Almería (31); 28 en Granada; 24 en Córdoba; 14 en Sevilla; 13 en Cádiz; y 8 en Huelva y Jaén, respectivamente. A ellas se suman 13 con carácter regional en las principales estaciones de trenes de ADIF.

Requisitos "zona cardioasegurada"

La certificación de "zona cardioasegurada" se concede a aquellas instituciones que lo solicitan y que cumplen con una serie de requisitos, entre los que se cuenta disponer de un número determinado de desfibriladores externos automatizados en las instalaciones, que deben estar operativos y con una ubicación adecuada, de forma que se posibilite que, al menos el 75 por ciento de los usuarios de las instalaciones, pueda aplicar la desfibrilación en un tiempo no superior a tres minutos.

Asimismo, se observa que la institución solicitante tenga un plan de formación para el personal que se encuentra en dichas instalaciones, una formación ofrecida por instituciones pertenecientes al Consejo Español de Reanimación Cardiopulmonar. Otro requisito es que la institución cuente con un adecuado plan de mantenimiento de los desfibriladores instalados, conforme a sus especificaciones técnicas y recomendaciones de los fabricantes.

Además, se considera una condición imprescindible que la empresa o institución tenga establecido un protocolo de activación interno para desplazar y utilizar el desfibrilador mientras que se activa y llegan los Servicios de Emergencias sanitarias. Por ello, para cumplir con todas estas condiciones, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ofrece asesoramiento desde la Dirección del Servicio Provincial del 061 de cada provincia correspondiente a la entidad solicitante.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos