:::: MENU ::::

19 de agosto de 2016

  • 19.8.16
El 90 por ciento de los bebés nacidos en el Hospital Comarcal de Montilla durante el primer semestre de 2016 se inició en la lactancia materna en su primera media hora de vida. Durante este tiempo, se atendieron 236 partos, cifra que supone cerca de un 9 por ciento menos que en el mismo periodo de 2015 –cuando se asistieron 260 partos–. En total, el centro sanitario de La Retamosa vio nacer 238 bebés, siendo dos de los partos gemelares, y se llevaron a cabo 45 cesáreas, que suponen una tasa del 18,9 por ciento, dentro de los estándares recomendados por las sociedades científicas.



Por otro lado, un 71 por ciento de las madres decidieron utilizar la anestesia epidural. Abril y junio, con 42 nacimientos, fueron los meses con más partos, frente a enero, con 34, que fue el mes con menor número de alumbramientos. Igualmente, se registraron seis donaciones de cordón umbilical.

Asimismo, una de cada cuatro mujeres que parió en el hospital montillano en los primeros seis meses del año optó por tener un parto natural, de baja intervención, es decir sin epidural y empleando métodos alternativos para el control del dolor como las duchas hidromasaje o la pelotas de bobath de las que dispone el centro y que favorecen la dilatación.

Del mismo modo, de enero a junio de 2016 se atendieron 39 partos de mujeres procedentes de fuera del área de referencia, las cuales deciden dar a luz en este centro hospitalario por el desarrollo que éste tiene del Proyecto para la Humanización de la Atención Perinatal de la Consejería de Salud.

En este sentido, cabe destacar que el Hospital de Montilla ha superado la fase 3D de la Acreditación IHAN (Iniciativa para la Humanización en la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia), de Unicef y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quedando pendiente ya únicamente la cuarta y última etapa de esta acreditación.

El Área de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Montilla está integrada por unos 50 profesionales, entre pediatras, matronas, ginecólogos y personal de enfermería. Todos trabajan para propiciar una atención al nacimiento lo más respetuosa posible con los deseos de la madre, favoreciendo que el parto evolucione de manera natural, minimizando el empleo de tecnologías o medicación que rompan su curso normal, y fomentando la lactancia materna y el contacto piel con piel desde el mismo momento del nacimiento.

Recientemente, el centro montillano ha incorporado a su equipamiento en la Unidad de Neonatología una nueva y moderna incubadora de transporte y ha adquirido nueva ropa de bebé de algodón, más cómoda y transpirable, con un bonito diseño infantil de dibujos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos