:::: MENU ::::

17 de julio de 2016

  • 17.7.16
Montilla se prepara para recibir el próximo viernes la visita de los casi 200 expedicionarios de la Ruta BBVA, tras haber culminado en México la primera parte de su aventura. El programa, declarado de Interés Universal por la Unesco, recalará esta misma tarde en la localidad cordobesa de Posadas, donde instalarán su campamento en el Parque Periurbano de La Sierrezuela, tras haber visitado en Madrigalejo, en la provincia de Cáceres, la casa-museo donde falleció el rey Fernando el Católico.



Durante la jornada de mañana, la Ruta BBVA pondrá rumbo a Córdoba, donde los expedicionarios tendrán la oportunidad de recorrer las calles de la Judería, así como algunos de los enclaves más significativos de la capital, como la Mezquita-Catedral, el Alcázar de los Reyes Cristianos o Medina Azahara. A su vez, y de la mano del Club de Piragüismo Córdoba, los 180 jóvenes de España, Portugal y toda América disfrutarán de una divertida actividad en el río Guadalquivir.

Posadas centrará la atención de los expedicionarios durante toda la jornada del martes. Desde primera hora de la mañana, la Ruta BBVA inaugurará la ruta de senderismo de Gonzalo Silvestre y las Hierbas de Posadas, que se ha puesto en marcha en memoria de este capitán nacido en el siglo XVI en la localidad cacereña de Herrera de Alcántara y que fue integrante de la expedición de Hernando de Soto a la Florida, allá por 1538.

Tras un periplo de dos días por Sevilla y Palos de la Frontera, la Ruta BBVA regresará a la provincia de Córdoba el próximo viernes, donde los expedicionarios seguirán en Montilla los pasos del Inca Garcilaso de la Vega, considerado uno de los más grandes cronistas de América y uno de los mejores prosistas del renacimiento hispánico.

La conmemoración este año del cuarto centenario del fallecimiento de Gómez Suárez de Figueroa –que residió durante tres décadas en Montilla y que falleció en Córdoba el 23 de abril de 1616– ha servido a este programa auspiciado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación como punto de interés para seguir sus pasos en la localidad.

Según destacó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, en declaraciones a Montilla Digital, “la presencia de la Ruta BBVA en nuestra ciudad no viene más que a potenciar una efeméride que está ayudando a posicionarnos como capital del mestizaje”. En ese sentido, el regidor aseguró que “para Montilla será un honor recibir a la Ruta BBVA veinticuatro años después de su primera y única visita” y se mostró convencido de que “la localidad acogerá con los brazos abiertos a los cerca de 200 expedicionarios que forman parte del programa”.

Durante su estancia en Montilla, los aventureros tendrán la oportunidad de conocer el castillo de El Gran Capitán –donde quedará instalado el campamento–, la Casa del Inca, el convento de Santa Clara, la Basílica de San Juan de Ávila o la Casa de las Aguas, donde la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque promoverá una exposición extraordinaria centrada en las figuras del Inca Garcilaso y de Miguel de Cervantes.

Tras una visita a las instalaciones de Alvear, la bodega más antigua de Andalucía, los expedicionarios disfrutarán de un baño en las piscinas del Polideportivo Municipal para, en torno a las 20.30 de la tarde, conocer la importante vinculación con América de la Parroquia de Santiago Apóstol, donde se conserva el Santo Cristo de Zacatecas, uno de los mejores exponentes del patrimonio colonial que llevaron los españoles a las Indias.

La intensa jornada en Montilla se cerrará en el castillo de El Gran Capitán con una conferencia del escritor peruano Fernando Iwasaki, columnista del diario ABC y director de la Fundación Cristina Heeren de Arte Flamenco, quien profundizará en la vida y en la obra del autor de Los Comentarios Reales.

Tras su estancia en Montilla, la expedición se trasladará el sábado 23 de julio a Granada para realizar una de las marchas más exigentes de todo el viaje: la cima del Mulhacén, el punto más alto de la Península Ibérica. El programa académico se cerrará en Madrid, con la entrega de diplomas en la Universidad Complutense el próximo 29 de julio.

Una intensa aventura

El pasado 1 de julio daba comienzo la trigésimo primera edición de la Ruta BBVA. Los 180 expedicionarios llegaban al norte de la península de Yucatán (México) para recorrer durante dos semanas la zona. El periplo se inició con una marcha nocturna en el santuario de las tortugas marinas de la Reserva de Río Lagartos. Los jóvenes realizaron una travesía de 14 kilómetros a orillas del mar para contemplar el desove de la tortuga blanca y dormir en la playa. La estancia en la Reserva se completó con una visita a una granja de cocodrilos antes de entrar en contacto con el foco del programa académico de este año: la civilización maya.



Los mayas han sido los grandes protagonistas de la etapa mexicana de la Ruta BBVA. Los estudiantes han tenido la oportunidad de conocer la grandeza de esta civilización con visitas a antiguas ciudades mayas y con un recorrido por el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida, centro que exhibe una de las mejores colecciones en esta temática. Pero, sin duda, lo que más ha sorprendido a los jóvenes ha sido poder recorrer algunos de los sitios arqueológicos mejor conservados de la región.

En Ek’Balam, la expedición al completo subió a su gran pirámide para contemplar desde lo alto la frondosa selva tropical salpicada de pirámides de menor tamaño. En Uxmal, los jóvenes admiraron la pirámide del Adivino y recibieron una exhaustiva explicación acerca del funcionamiento de las ciudades maya y sobre una de sus tradiciones más llamativas: el juego de pelota.

Posteriormente, la expedición se desplazó hasta los restos de Edzná, bajo un sol de justicia que contrastó con la visita pasada por agua de la antigua ciudad de Calakmul, la más importante en el Petén y rival histórica de Tikal, en la actual Guatemala. Las visitas a los sitios arqueológicos de Becán y Tulum completaron este profundo estudio de una de las culturas prehispánicas más interesantes de toda América.

Naturaleza y recorridos culturales rematan el periplo mexicano

La expedición ha podido desplegar sus tiendas de campaña en sitios privilegiados a lo largo de este viaje. Uno de los más especiales ha sido en Tres Garantías, un campamento chiclero donde han conocido el proceso completo de este producto, desde su extracción tradicional del árbol del chicozapote, hasta la cocción y tratamiento del producto por parte de la comunidad chiclera. No menos llamativos han sido los campamentos montados en el patio del Convento de San Antonio de Padua en Izamal o en la playa Celestún, a orillas del mar Caribe.



El acercamiento a la realidad de la actual sociedad yucateca ha sido otro de los focos del programa. Los ruteros han escuchado los testimonios de chicos de su edad que han sufrido la problemática de las drogas desde muy jóvenes y de cooperativas de mujeres que luchan por tener un papel relevante en su comunidad.

El programa se ha completado con recorridos históricos por las ciudades de Izamal, ciudad de las tres culturas (maya, colonial y actual); Mérida, capital del Estado; Campeche, ciudad de piratas y corsarios; y Bacalar, con su impresionante laguna.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: ÁNGEL COLINA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos