:::: MENU ::::

5 de julio de 2016

  • 5.7.16
La delegada de Cooperación al Desarrollo de la Diputación de Córdoba, Ana María Guijarro, dio ayer la bienvenida a los 156 niños saharuauis que este verano serán acogidos por familias cordobesas, en el marco del programa Vacaciones en paz, organizado por la Asociación Cordobesa Amigos de los Niños Saharauis (Acansa), con la colaboración de la institución provincial.



Guijarro destacó que este programa “es uno de los más bonitos de la Delegación y este año se ha afianzado aún más gracias al convenio que mantenemos con Acansa”. La diputada felicitó a las familias que participan en este proyecto –50 en la capital y el resto de la provincia– “porque gracias a vuestro esfuerzo estos niños tienen un futuro mejor durante estos días”.

La delegada de Cooperación al Desarrollo resaltó la "situación excepcional" que viven los campamentos de refugiados saharauis, “algo que debería tratarse como una cuestión de Estado, ya que tenemos una deuda histórica con este pueblo”

Por su parte, el presidente de Acansa, Tomás Pedregal, agradeció a la Diputación su contribución económica y su continuo respaldo a este proyecto “sin el que no sería posible llevarlo a cabo”. Del mismo modo, tuvo palabras de reconocimiento a las familias que se han involucrado este año en el programa, “para ofrecer a estos chavales las comodidades que habitualmente no tienen en los campamentos”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos