:::: MENU ::::

19 de julio de 2016

  • 19.7.16
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, junto a la concejala de Festejos, Lola Casado, han ofrecido esta mañana a los medios de comunicación el primer balance de la pasada edición de la Feria en honor de San Francisco Solano, que se celebró desde el pasado martes hasta el domingo por la noche. La ausencia de incidentes significativos y un ambiente renovado han sido, según el primer edil, las principales características de unas fiestas que han conseguido mantenerse "como un referente en la provincia".



"Este año teníamos un reto importante al contar con una Feria renovada, con el objetivo de revitalizar este evento y convertirla en un referente provincial", ha señalado Llamas, quien ha asegurado que, en un primer balance realizado "a pie de calle", se ha podido constatar un aumento en el número de visitantes llegados desde otras localidades cercanas.

En este sentido, la concejala de Festejos ha puntualizado que el incremento en el número de casetas gracias a la ampliación del recinto destinado a la Feria de Día, gracias al derribo de parte de las antiguas naves de Ciatesa, se ha traducido en un aumento en el número de asistentes en general a la Feria de El Santo.

"La accesibilidad para acudir al recinto ferial a través de las distintas zonas de aparcamiento o el sistema de transporte público ha tenido una gran acogida y también ha favorecido la llegada de visitantes", ha explicado Lola Casado, quien ha aprovechado su comparecencia ante los medios de comunicación para agradecer el trabajo realizado por los diferentes colectivos, los técnicos municipales, voluntarios y la ciudadanía en general "por su trabajo y esfuerzo, además de ser un ejemplo de convivencia y respeto".



Asimismo, Casado ha querido poner en valor el esfuerzo realizado por el Consistorio montillano por ofrecer, con un presupuesto similar al de otros años –en torno a los 75.000 euros–, una Feria con una mayor oferta de casetas, además de una amplia programación de actividades e importantes novedades, como el refuerzo de la asistencia sanitaria en el recinto ferial, con la presencia de un médico durante todos los días de fiesta, además de los voluntarios de Cruz Roja Española y Protección Civil, "situados en un punto estratégico del recinto y consensuado con ellos mismos, para que pudieran dar respuesta lo más rápido posible en caso de incidentes”.

A lo largo de los próximos días, como ha adelantado la edil, el Ayuntamiento de Montilla mantendrá una reunión con los diferentes colectivos participantes en esta edición de la Feria de El Santo con el fin de analizar los resultados de esta edición "y recabar las aportaciones de mejora para el futuro".

"Este año se ha hecho una apuesta valiente e importante para que cualquier colectivo o entidad pudiese montar su caseta, y ahora comienza un proceso de valoración conjunta de la Feria para decidir cuál es el modelo que queremos todos los montillanos", ha destacado el alcalde.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos