:::: MENU ::::

19 de junio de 2016

  • 19.6.16
El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona, presentó esta semana en el Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Córdoba, y a través de una jornada técnica, el protocolo de prevención y actuación de la Administración de la Junta de Andalucía en los casos de acoso laboral, sexual y por razón de sexo u otra discriminación.



La jornada organizada para la ocasión, en colaboración con la Mutua Activamutua2008, tuvo como objetivo exponer y difundir este protocolo, así como poner de relieve una problemática de actualidad social que requiere difusión y conocimiento para lograr una efectividad en la lucha contra estas situaciones.

El responsable territorial explicó que las situaciones de acoso atentan contra los principios básicos de igualdad y libertad y “suponen un conflicto que, afectando al individuo, trasciende al entorno laboral, atentando contra la deseable convivencia y el normal desarrollo de la actividad profesional de las personas afectadas”.

Según Carmona, la aplicación de este protocolo se suma al esfuerzo realizado por la Consejería Empleo, Empresa y Comercio en la prevención de los riesgos laborales tanto en materia de Vigilancia de la Salud, como en materia de Condiciones de Trabajo, y en Riesgos Psicosociales.

“Con este protocolo la Junta muestra de manera activa su sensibilidad al respecto de las nuevas formas de sufrimiento en el trabajo que se vienen poniendo de manifiesto en la vida laboral y da un paso más en sus políticas de Prevención de Riesgos Laborales y de Igualdad de Oportunidades, dotando de un instrumento preventivo, de control de los riesgos y de intervención decidida sobre las graves patologías laborales a las que los distintos tipos de acosos hacen referencia”, puntualizó.

Por medio de este protocolo se pretende garantizar el trato en igualdad y respeto de todo el personal, mejorar las condiciones laborales del personal, elevar el nivel de protección de la seguridad en el trabajo y favorecer la detección precoz de estos comportamientos.

Para ello, este documento trata de establecer mecanismos que permitan además diferenciar los diferentes tipos de acoso (laboral, discriminatorio, sexual, etcétera), además de garantizar la correcta aplicación de las medidas recogidas en este protocolo.

Este marco regulador establece que tras la presentación de la denuncia se realizará una valoración inicial de la solicitud, pudiendo, previo acuerdo de las partes, acudirse a la mediación. Posteriormente se inicia una investigación, que debe desarrollarse con la mayor rapidez y confidencialidad de las personas implicadas y, transcurrido como máximo un mes, el comité emitirá un informe de conclusiones que trasladará a la jefatura de personal.

En el plazo máximo de cinco días, la jefatura de personal dictará resolución acorde con las medidas planteadas por el comité, que será notificada a las personas implicadas, así como a las distintas unidades de prevención.

El delegado de Economía también destacó que va a ser fundamental la participación del personal funcionario y laboral a través de los delegados de Prevención a la hora de abordar y resolver los conflictos y las distintas situaciones descritas en el presente protocolo que pudieran afectar a la dignidad y a la salud de los trabajadores y al servicio que prestamos a la ciudadanía.

Además, como subrayó Carmona, este protocolo preventivo del acoso laboral puede servir de referencia y extrapolarse al ámbito privado y adaptarse a cualquier empresa que lo desee. Así, la jornada técnica estuvo dirigida al personal con responsabilidades de gestión de recursos humanos de la Junta de Andalucía o de otras administraciones o empresas, representantes sindicales y componentes de los Comités de Seguridad y Salud Laboral de todas ellas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos