:::: MENU ::::

1 de junio de 2016

  • 1.6.16
El delegado de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, Francisco Alcalde, junto a la directora del Archivo Histórico Provincial, Alicia Córdoba, y al conferenciante Gonzalo J. Herreros, han presentado esta mañana la exposición documental y la conferencia El Inca Garcilaso de la Vega y la nobleza mestiza en el Imperio Español. La exposición se podrá visitar en el Archivo Histórico Provincial hasta el próximo viernes 10 de junio.



Francisco Alcalde ha señalado que está actividad está enmarcada dentro del programa Archivo del Tiempo, que es fruto de la colaboración entre el Laboratorio de Estudios Judeoconversos de la Universidad de Córdoba y el Archivo Histórico Provincial, y "nace de una idea compartida por ambos, la necesidad de dar a conocer el pasado de nuestra ciudad y transmitirlo de una manera rigurosa pero al mismo tiempo entretenida".

El delegado ha añadido que con la exposición y la conferencia se abordarán diversas temáticas, como documentación original del Inca Garcilaso de la Vega y su importancia como el primer mestizo étnico y cultural de América, "que entendió ambos mundos para proyectarlos hacia lo universal".

Para terminar, Francisco Alcalde ha recordado que la conferencia va a poner en valor esta realidad social así como la figura del Inca Garcilaso. Será mañana jueves, a las 19.30 de la tarde, en el Archivo Histórico, a cargo de Gonzalo J. Herreros Moya, doctorando de la Universidad de Córdoba y autor de diferentes publicaciones y ponencias dedicadas al estudio de la nobleza española, el patrimonio, la genealogía y la heráldica o los grupos amerindios y moriscos en la España Moderna.

La exposición

El Imperio Español se forjó a la luz, y también a las sombras, de la conquista de numerosos territorios de los cinco continentes, colonizando y poblando muchos de ellos de manera estable desde finales del siglo XV y durante las tres siguientes centurias. Esto generó una realidad social, étnica, religiosa y cultural muy diversa, que aún hoy asombra cómo se pudo entender, y en muchos casos asimilar, desde la cosmovisión de la Monarquía Española, no sin, obviamente, una importante pérdida a favor del modelo castellano.

En pocas décadas, se incorporaron masivamente al dominio español a través de la conquista grandes grupos de población musulmana, en el caso peninsular y mediterráneo, así como de civilizaciones amerindias, esencialmente aztecas de México e incas de Perú, y otras muchas comunidades indígenas. Y aunque muchos de estos conjuntos sociales sufrieron guerras y persecuciones, o en el mejor de los casos conversiones forzosas al catolicismo, aprendizaje de la lengua castellana e imposición de los usos europeos, otros convivieron y consiguieron adaptarse a la nueva realidad.

De los que más claramente se sumaron a esa “nueva” sociedad española fueron las élites. La mayoría de las veces por afán de supervivencia, otras por confluencia de intereses comunes, excepcionalmente por convicción sincera, muchos individuos y familias de la oligarquía morisca nazarí, caciques locales americanos, e incluso miembros de la realeza derrotada de ambos lados del Atlántico, se adaptaron al lenguaje de sus homólogos nobles españoles, integrándose en sus filas, emulando sus formas, casándose entre sí y mezclando sus sangres para mantener un estatus de poder.

Y del complejo mapa genealógico de los Incas, varios “príncipes” e “infantas” casaron con nobles castellanos incorporando el abolengo incaico a los viejos apellidos peninsulares, siendo el Inca Garcilaso de la Vega uno de sus más preclaros ejemplos. Los avatares de la historia han posibilitado que en Córdoba se encuentre documentación no solo de este gran literato mestizo, sino también de otros descendientes de esas élites asimiladas, todas ellas puestas en valor a través de la exposición.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos