:::: MENU ::::

7 de junio de 2016

  • 7.6.16
La celebración del Día Internacional de los Archivos, que se conmemora cada 9 de junio, tendrá este año un carácter extraordinario en Montilla. Y es que el Archivo Histórico Municipal presentará este jueves la restauración del título de Ciudad a la Villa de Montilla, concedido en 1630 por el rey Felipe IV, un documento que se mostrará junto a otros fondos que hacen referencia a este momento histórico y que centrará, asimismo, la conferencia del historiador Ángel María Ruiz.



"Se trata de una conmemoración muy especial porque se podrá ver el título de ciudad tras varios años en restauración en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico", ha adelantado Inmaculada de Castro, archivera municipal, quien ha hecho hincapié en que en el marco de esta conmemoración, Ángel María Ruiz, experto en la concesión de títulos por la Corona durante la Edad Moderna, dará conocer los motivos que llevaron a otorgar esta distinción a Montilla. En este sentido, el historiador rambleño ha aplaudido la iniciativa puesta en marcha desde el Archivo Histórico Municipal para dar a conocer "el gran patrimonio archivístico y poco conocido de Montilla" que, según el experto, atesora "una vastísima colección, con documentos muy destacados".

"Pocos pueblos de la provincia pueden alardear de contar con un documento como el título de ciudad de Montilla de 1630, de enorme importancia porque reconocía su relevancia económica, demográfica y social", ha señalado Ruiz, quien ha adelantado que a lo largo de su conferencia se darán a conocer las características propias por las que Montilla fue reconocida como ciudad, gracias a su especial dinamismo económico y a su relevancia demográfica, que la convertía en una de las más importantes de Andalucía en la época.

A partir de las 20.00 de la tarde, las instalaciones del Archivo Histórico Municipal, ubicado en el edificio Solera, acogerán este jueves los actos por el Día Internacional de los Archivos que, junto a la presentación del documento restaurado y la conferencia de Ángel María Ruiz, contarán también con una exposición de diferentes fondos históricos y con una visita guiada a las nuevas instalaciones de este servicio municipal.



"Las actividades organizadas por Inmaculada de Castro son una gran iniciativa para que conozcamos más de cerca de nuestro archivo, tan rico y tan prolífico, y en concreto un documento tan interesante como el la concesión del título de ciudad para Montilla", ha destacado la teniente de alcalde del Área Sociocultural, Conchi Espejo, quien ha anunciado que el Ayuntamiento ha editado un centenar de facsímiles del Título de Ciudad a la Villa de Montilla.

Un documento de gran valor

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) dio por finalizada en septiembre del 2014 la restauración del documento por el que el rey Felipe IV concedía a Montilla el título de ciudad en el año 1630. La actuación, fruto del convenio suscrito entre esta entidad científica dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta y la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales (AAIC), permitió recuperar este valioso documento que se custodia en el Archivo Municipal de Montilla.

Felipe IV de Austria, también llamado el Grande o el Rey Planeta, concedió a Montilla el título de ciudad el 21 de marzo de 1630 por un precio de 22.000 ducados. Aunque por el momento se desconoce el alcance exacto de este tipo de privilegios, los técnicos del IAPH sostienen que "esta concesión otorgaba al concejo de la ciudad facultad para juzgar en primera instancia, autogobierno y administración local, elección de oficiales del concejo y nombramiento de oficios".



Según el informe elaborado por el IAPH, al que ha tenido acceso Montilla Digital, el documento primigenio constaba de cuatro folios de pergamino manuscritos con tintas metaloácidas y redactado en escritura cancilleresca "de gran perfección".

A su llegada a Montilla, el título fue objeto de algunos añadidos. Así, se incluyó al principio del documento dos iluminaciones correspondientes a las armas del quinto marqués de Priego y la imagen de la Inmaculada Concepción, realizadas por el pintor Juan Delgado por el precio de nueve reales y medio.

A continuación, Juan Bautista de Morales –que el 10 de octubre de 1622 instaló la primera imprenta de Montilla bajo el auspicio del Marqués de Priego-.mejoró la encuadernación original del documento con un soporte de madera recubierto de terciopelo carmesí y guardas de pergamino. El precio del trabajo fue de 20 reales.

"Por último, se insertaron los cierres y las cantoneras de plata por el precio de 130 reales a cargo del platero Gonzalo Gutiérrez de los Ríos, y se diseñó una caja que no se ha conservado", detallan desde el IAPH.



El documento que será presentado este jueves, y que cuenta con unas dimensiones de 318 milímetros de alto por 215 de ancho y un grosor de 27 milímetros, conserva un sello original, pendiente de cera roja, que se custodia en una pequeña caja de estaño sobredorada y en cuya cara se aprecia la impronta de las armas simplificadas de Felipe IV. "El cuerpo del libro, realizado en pergamino, presentaba suciedad superficial, deformaciones y pequeñas pérdidas de soporte", detalla el informe del IAPH.

De igual modo, la encuadernación presentaba desgastes en el tejido, algo característico de los terciopelos debido al roce, llegando en algunas zonas a la rotura de las fibras. "Estos desgastes se localizaban principalmente en la zona del lomo y todo el perímetro del libro", indicaron las mismas fuentes, que aseguraron que tanto las cantoneras metálicas como la caja metálica que custodiaba el documento sufrían los efectos de la corrosión.

"El sello de cera, además de suciedad superficial, estaba fracturado y con pequeñas pérdidas de materia", indicaron desde el IAPH. Tras realizar los estudios pertinentes y someter la obra a un tratamiento de desinsectación y desinfección, los técnicos de la entidad han procedido a la reparación integral de la obra.

Finalmente, para mejorar el estado de conservación del título de ciudad, el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico realizó una caja a medida rotulada en oro que, a juicio de los técnicos de esta entidad científica, "dota de unidad a todo el conjunto que conforma el documento".

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos