8 de marzo de 2013

Susto, muerte o una izquierda inteligente

Izquierda Unida (IU) tiene en sus manos el futuro de la izquierda y la posibilidad de convertir la indignación en hegemonía electoral. Todas las encuestas le auguran un ascenso meteórico en las próximas elecciones, pero sigue siendo insuficiente. Ningún resultado electoral será suficiente si éste no sirve para ser mayoría parlamentaria y sustituir al PSOE como el partido mayoritario al que vota la base social de izquierdas.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

La última encuesta publicada por El País deja varias certezas. El PSOE logra más rechazo social que el propio Partido Popular (PP). Ambas fuerzas políticas no llegan siquiera al 48 por ciento de votos y la abstención prevista es de dimensiones astronómicas.

Más de un 40 por ciento de ciudadanos no encuentra una papeleta en la que depositar su hartazgo, lo que convierte a este nutrido número de abstencionistas en un caldo de cultivo perfecto para cualquier opción populista y antipolítica que impida una salida a la crisis desde la paz social, la justicia y la convivencia.

Otro dato relevante es que el PSOE está a poco menos de un punto porcentual del PP. O lo que es lo mismo, los socialistas podrían ganar las elecciones obteniendo el peor resultado de su historia y la solución impuesta por la oligarquía europea podría ser un Gobierno de concentración, de base tecnocrática, con el que terminar de asestar el golpe de gracia a la maltrecha economía y situación de las familias españolas.

Si a esto le sumamos el 10 por ciento de votos de la formación de derechas populista de Rosa Díez –defensora del rescate europeo, un Gobierno de concentración y tecnocrático y que nada mejor que nadie en las aguas de la antipolítica- lo que nos queda es susto, muerte o un ejercicio de inteligencia y apertura de IU.

Por su parte, el 15 por ciento de la coalición de izquierdas es insuficiente para gobernar. La izquierda sigue muy fraccionada y presa de los dogmas que la hacen inútil. Dentro del 27 por ciento de votos restantes, que no se asignan a PP, PSOE, IU o UPyD, está la mayoría social y electoral necesaria para sustituir a los socialistas y aspirar a ganar las próximas elecciones generales. Es posible derrotar a la derecha, sustituir al PSOE y renovar a la izquierda.

Además de posible, es urgente, necesario y una cuestión vital si queremos reformar la Constitución, garantizar el Estado del Bienestar, cambiar el modelo productivo ladrillista por la economía productiva y modificar la ley electoral que haga legal la voluntad real de los electores. Ahora o nunca.

En junio de 2014, la izquierda española y europea tienen la primera oportunidad para ensayar una amplia coalición en los Estados y en el conjunto de la Unión Europea. Europa no es el problema, el problema es esta Europa. Por lo que en los comicios europeos próximos, la Europa social y democrática tiene que lograr vencer a la Europa de los mercados representada por golpistas llamados tecnócratas. Para ello, todas las fuerzas de izquierdas del Estado español deberían concurrir juntas en sintonía con la izquierda continental.

Además de un programa electoral de transición, la izquierda coaligada debe nacer desde la radicalidad democrática y siendo consciente de que la actual España no es la de 1936. Modernidad, honestidad, radicalidad democrática, inteligencia, aperturismo, vocación de mayoría y sin dogmas, éstas son las bases sobre las que IU debe liderar un gran frente que incluya a ecologistas, a la izquierda territorial y a los movimientos sociales que están haciéndole oposición al PP y mostrando una punto de luz en el túnel de la desesperanza.

Los partidos políticos deben estar para cuando se les espera. Son estructuras de utilidad pública y una herramienta para convertir los anhelos sociales en políticas públicas. La gente grita en las plazas la necesidad de la unidad de la izquierda y ésta la tendrá que liderar IU, la fuerza mayoritaria de la izquierda no socialdemócrata. Sin sectarismos, sin invitados, en pie de igualdad y desde la democracia directa para elegir candidatos y hasta para conformar el programa político.

Ha llegado el momento. La izquierda tiene la obligación ética y política de demostrar que aspira a la hegemonía electoral y que sabe hacer algo más que ir detrás de una pancarta. Resistir es insuficiente cuando los comedores sociales están llenos de desheredados de la bancocracia, cuando la gente duerme en la calle enfrente de casas vacías y cuando se está traspasando el dinero de las familias a los bolsillos de los causantes de la crisis.

La pelota está en el tejado de IU, para poner fin a tanta infamia, frenar el dolor social y levantar las bases de la salida de la crisis. Las alternativas a la inmovilidad no nos las podemos permitir. Susto, muerte o inteligencia de la izquierda.

RAÚL SOLÍS
Si lo desea, puede compartir este contenido:

12 comentarios:

antes tiene la tarea de cambiar su estructura. No es representativo que IU esté dentro del gobierno andaluz, puesto que una gran mayoría de simpatizantes de IU no conciben esa coalición en Andalucía. Si no es capaz de cambiar su estructura interna para ser una coalición mas representativa de los movimientos sociales, es difícil que se le pueda pedir que gobierne para ctransformar el estado en una democracia más participativa.
Se equivica IU si cree que tiene que mirar a los descontentos del PSOE, pero que siguen creyendo en el sistema capitalista, el BCE o el FMI, solo que poniendole límites. IU tiene que mirar hacia esa izquierda que no ha sido capaz de convencer de que son diferentes que el resto, intentando que entre en la coalición Izquierda Anticapitalista y que se sientan representados la mayor parte de aquellos ciudadanos que haciendo política en la calle, siguen votando en blanco o quedándose en su casa en elecciones.
O ese cambio se hace rápido, o triunfará algun populismo tipo Rosa Diez o Beppe Grillo.

Si usted lo que dice es que el futuro de la izquierda lo tiene IU, joder, la verdad es que pone usted el futuro no negro, negrísimo.

Si algo ha demostrado es que ni tienen apertura, ni política real, ni abandona sus utopías irrealizables, ni tiene capacidad o valores efectivos a la hora de gobernar. Por no hablar de las variaciones tan inmensas dentro de sus mismas filas, que es que ya no se sabe ni a lo que se vota. Contentos estarán sus votantes andaluces de las últimas autonómicas, vaya.

Anda que no habrá formaciones en las que depositar el voto, para que usted lo vea todo negro salvo la alternativa de votar a IU en coalición con tres o cuatro más.

En fin, sea como fuere, no puedo menos que alegrarme con los datos del PP y del PSOE. Incluso que ganara la izquierda plural, que usted solicita, sería ya bueno para el país (no lo mejor, sin duda, pero tampoco es que tengamos una casta política mucho mejor, como pone usted de manifiesto en su artículo)

Gracia me hace, sin embargo, que confíe tanto (más bien tantísimo) en un giro radical que aune a la izquierda, y que no pueda siquiera racionar que ese mismo giro se de en otras formaciones, incluso en mis odiadas PP-PSOE.

Lo único que demuestran estas encuestas es que los partidos mayoritarios deberían hacer una purga real de la porquería en la que están metidos. Y si no, que gobierne quien sea que tenga lo que haya que tener para meter en cintura a los pájaros que se lo han llevado calentito desde la transición.

No estoy de acuerdo con usted en todo, como es habitual, señor Solís (en concreto, su exacerbado odio a todo lo que tenga las siglas UPyD huele muy raro), pero comparto tristemente su visión general de la política.... Mucho tienen que cambiar las cosas, o lo que tendremos será susto o muerte (la tercera opción que usted plantea, yo no lo hago, eso sí)

Mucha gente se ha creido que pertenecia a la llamada clase media cuando ganaba 1300 euros y tenia que pagar una hipoteca de 500 euros durante 30 años por un piso de 90 metros, ahora que el capitalismo está mostrando su verdadero rostro esa clase media está abriendo los ojos.

Raúl, totalmente de acuerdo con tu articulo, pero quien le pone el cascabel al gato, dicho de otra manera hace falta un líder, alguien que arrastre y aglutine todas esas luchas dispersas que estamos dando (sanidad, educación, desaúcios, pensiones, 15 M,)y cien mil más a lo largo y ancho de toda España, creo que es muy difícil ganar una guerra a base de guerrillas frente a un ejercito muy bien organizado y con muchísimos medios

http://www.youtube.com/watch?v=HTqIqc9gs90

En este enlace se ve un discurso de hace veinte años de Anguita prediciendo toda la situación que padecemos actualmente, entonces lo llamaban LOS MEDIOS DE DERECHAS INCLUIDO PRISA, ILUMINADO....el tiempo ha dado la razon a IU de hasta donde nos llevaban las politicas que se tomaron en su dia.

Señor Solís lo primero darle las gracias por su optimismo aunque no comparta para nada lo que nos cuenta, los pesimistas ya me rallan.El estado del bienestar se crea a través de las cotizaciones que aportamos los trabajadores que trabajamos,es necesario y muy importante que todos las paguen ellos y sus empresas.Verdad que no lo tendré que explicar con manzanas.
Buenas tardes Sr Solís.

La IU ha resucitado gracias a Zapatero pronto esto cambiará, entre el gachón que quiere que Andalucía sea igual que Guatemala y el Butanero Complice de Griñan mas os vale os queda lo justo.

¿Guatemala? de qué hablas. Butanero es una profesión tan digna como otra, pero claro eso jamás lo entenderán en la derecha que sois unos clasistas.

Seguimos igual señor Solis. La izquierda dividida, criticándose mutuamente, o bueno mñas bien desde una orilla, aquella que cree guardar el frasco de las esencias de izquierdas, como si no tuviesen sus contradicciones como la mayoria de las ideologías en esta sociedad. Si la solución esta en sobrepasar el bipartidismo para caer en hacer grandes a los pequeños lo único que conseguimos es dar un giro de 360º, más de lo mismo. Mientras en el otro lado, el que esta de parte de los poderosos, de los multimillonarios, de aquellos que pueden llevarse su dinero a Suiza, de los recortadores de salarios y derechos de los trabajadores, deben de estar que se parten de risa viendo como las izquierdas, esas que se creen puras y las mestizas, qué bonita palabra, las moderadas, se despedazan.

Al comentario de las 21:44

Estamos en un país con más representación histórica de izquierdas que de derechas, dos partidos mayoritarios de izquierdas por uno de derechas, por lo que la izquierda siempre ha estado separada.

A día de hoy, la derecha de siempre y la izquierda de siempre pierden puntos de forma brutal, no hay más que ver la última encuesta del CIS. ¿Y por qué? porque la izquierda y la derecha se basan también en gente que no se considera ni de lo uno ni de lo otro, y en este país, cada vez más. Porque se observa que ninguno cumple, ninguno dice verdades, ninguno respeta su programa. ¿Qué más da votar a una izquierda socialdemócrata que me sube el IVA, reduce sueldos a funcionarios, reduce partidas de sanidad y educación para dar dinero a cajas en crisis porque sus consejos de administración, formados por políticos, han robado a manos llenas? ¿De qué sirve mi voto a la izquierda? Del mismo modo, una derecha radical, como la que está llevando a cabo Rajoy, conllevará una pérdida de votos abismal, pues el grueso de la gente que los votó no son de derechas, son clase media (denigrada ahora) que no aguantaba más incompetencia de un gobierno que en 8 años no hizo más que despilfarrar.

No, no me digan que la izquierda tiene que juntarse para vencer a la derecha. El pueblo tiene que juntarse para expulsar a todo corrupto. Las proposiciones no de ley para la dación en pago y el cese de los desahucios están muy bien, pero, ¿para cuando una manifestación ciudadana que exija transparencia a políticos, banca y grandes empresarios? No podemos el pueblo llano solicitar que se investigue a morosos de grandes capitales? ¿no podemos requerir al que entre en política que para el la transparencia sea mayor? ¿No podemos poner un techo de gasto en banca nacionalizada? ¿No podemos pedir inhabilitación de grandes cargos a los corruptos condenados? ¿No podemos pedir incientivos a los inspectores de hacienda por dinero defraudado encontrado?

Ay Dios, si todos nos uniéramos para pedir que leyes que los corruptos no pudieran saltarse a la torera... pero no, esto es España, y aquí hay que seguir hablando de la derecha fachona y la izquierda del obrero, o bien del "centro progresista" que genera confianza y administra sin excesos y izquierda de la subvención y el enchufismo.

Si tenemos lo que merecemos... lo que vota la mayoría.

al de 02.40. totalmente de acuerdo con ustd.

Es curioso que invoques a toda la izquierda para luchar contra el PP y a continuación sueltes la retaila de todos juntitos, pero mandando IU que es lo mejor porque representa el paradigma de toda la ilusión del pueblo y bla, bla, bla gritando en las plazas, en igualdad, sin sectarismo etc., cuando precisamente el sectarismo es eso mismo, la intolerancia, la discriminación y el odio que surge de dar importancia a las diferencias entre diferentes grupos buscando su conversión, si no comulgas con la ortodoxia del grupo te expulso.

Esta bien que seas de izquierdas, pero no me hagas lo blanco negro, todo el mundo sabe que el comunismo esta a favor de la dictadura del probletariado como diría tu querido Carlos Max, así que no des lecciones de democracia ni de sectarismo.

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios publicados en este espacio no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, la cabecera no hace necesariamente suyas las opiniones recogidas en estos espacios ni, tampoco, los artículos de opinión firmados por sus colaboradores.

Para poder comentar en este diario es necesario contar con una cuenta de correo electrónico en Gmail. No obstante, también existe la opción de compartir opiniones a través de Twitter o Facebook. Si no disponen de cuenta en Gmail, pueden seguir los pasos que se ofrecen en este video tutorial que apenas dura tres minutos.

Por favor, en beneficio de todos, le rogamos que no ofenda ni provoque si desea expresar su opinión. Intente aportar su punto de vista desde el respeto, procurando sumar, nunca restar. Por ello, Montilla Digital no publicará comentarios de usuarios cuya principal intención sea la de sembrar discordias en el periódico.

Recordamos que los autores de comentarios que vulneren algún derecho podrían ser identificados fácilmente a través de sus direcciones IP, a petición de las autoridades. Para solventar cualquier duda sobre la moderación de comentarios en esta página, le animamos a que consulte las Normas de participación, así como este Aviso a los lectores. Gracias por su colaboración.